Adolescente asesina a su madre con ayuda de su enamorado

129

Parricidio Según la PNP de Moquegua, Rossana Cuellar Rodríguez (60) fue asesinada por su hija I. N. A. C. P. (14) en complicidad de su enamorado J. P. C. P. (16). El hecho ocurrió entre las 6:00 a. m. y 6:30 a. m. del 20 de febrero en la vivienda de la víctima en la Asociación VIMCOP en el pasaje Los Nardos E-7 en el centro poblado Chen Chen, metros más arriba de las instalaciones del Proyecto Especial Regional Pasto Grande.

Las diligencias derivaron “encontrando responsabilidad (…) en la modalidad de homicidio calificado en dos menores de edad, J. P. C. P. de 16 años de sexo masculino quien habría actuado con su coautora de iniciales I. N. A. C. de 14 años quien tiene un vínculo con la víctima al tratarse de su hija”, anunció el jefe de la región policial de Moquegua, coronel Luis Guillen Polo.

Planificado

La autoridad policial indicó que la hija alegó que actuó por venganza en contra de su madre. Adujo que era objeto constante de maltrato físico y psicológico por lo que coordinó vía WhatsApp desde hace tres días el crimen con el otro adolescente. “Ambos coinciden que fue premeditado, la niña facilitó el acceso a las 6 horas al menor con el único propósito de perpetrar el homicidio calificado”, destacó.

Para la PNP, la occisa era una mujer intachable quien venía trabajando en el gobierno regional de Moquegua e incluso se encontraba de duelo al perder a su esposo hace cinco meses a causa del coronavirus.

“Era conocida como una dama honorable, no hemos encontrado ninguna denuncia en el sistema policial en su contra. La policía no registra ninguna denuncia en agravio de esa menor, por lo tanto, las evidencias obtenidas de las pesquisas y de los exámenes descarta rotundamente que el móvil fuera un robo”, comentó el Coronel en conferencia a la prensa.

Ferocidad

La víctima presentaba heridas punzo cortantes en el cuerpo y herida contusa en el cráneo “para lo cual usaron un fierro que era el seguro de la puerta de la cochera que fue facilitado por el menor. Además de ser halladas dos armas blancas en la escena del crimen”, detalló.

Aparatosa captura

Luego del homicidio, el adolescente de 16 años no abandonó la casa, permaneció oculto en uno de los ambientes de la vivienda en donde fue capturado. En tanto, la hija de la víctima acudió a la casa de un vecino a fin de ocultar sus prendas ensangrentadas, pero previo a ello divulgó que el hecho fue cometido por un extranjero, un hombre alto de tez morena.

Para el Coronel la menor trató de desviar a la PNP incluso divulgando que fueron dos los atacantes y que uno -durante la diligencia policial- llegó a escapar por la parte posterior de la casa. Esto generó malestar entre la población que pedía justicia en el frontis y llegó a desatar una búsqueda en el sector y señalar a los agentes de encubrimiento.

La conmoción del momento terminó con la agresión a un policía a quien lanzaron una piedra en la cabeza y provocaron daños materiales en uno de los vehículos. El herido quedó con cinco días de descanso.

En tanto la hija de la víctima se trasladó a otro lugar en el centro de Moquegua en donde fue ubicada y trasladada a la comisaría para las diligencias de ley.

“Esa información en relación a terceras personas es mentira y fue una coartada que fue vertida por la menor porque -dijo- escuchó voces en su cabeza y su conciencia y para salvaguardar su integridad, por eso dijo a los vecinos eso”, comentó.

Siendo así, descartó la participación de extranjeros en el hecho «queda claro a toda la población de Moquegua de los autores del homicidio

 

Fuente: Radio Uno