“El abanderado de la mentira”, por Umberto Jara

32

En el Callao conviven todo tipo de expresiones culturales; sin embargo, la sociología de aquella provincia constitucional ha sufrido cambios radicales como la privatización de su puerto, y el incremento de bandas criminales que se disputan el cobro de cupos y la venta de droga. Asimismo, hace algunos años surgió una empresa denominada Fugaz Arte de Convivir vinculada a Gil Shavit, investigado por corrupción en el caso Odebrecht junto a Félix Moreno. Recordemos que a Shavit, empresario intermediario en la recepción de las coimas, se le ha embargado seis departamentos, cinco predios, tres oficinas, dos camionetas, entre otros, por un total de S/12,9 millones.

A pesar de todos estos antecedentes, el Proyecto Fugaz continuó alojado en una casona republicana de estilo inglés. Allí se iniciaron una serie de eventos artísticos a través de sus galerías de arte y otros negocios. El hecho es que dicho proyecto luego empezó a realizar pintas de murales en los alrededores que al principio cumplían con las normas del respeto al patrimonio y al imaginario de la zona monumental del Callao; pero después, perdieron el control y empezaron a realizar muralizaciones en lugares que estaban prohibidos por la ley, es decir, comenzaron a atentar contra el patrimonio.

Luego la empresa Fugaz a través de La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura, fue multada con S/. 63 mil soles por realizar un mural de grafitis en un predio que en realidad es declarado Monumento Histórico de la Zona Monumental del Callao y por incumplir conjuntamente las normas del Reglamento Nacional de Edificaciones.

Patrimonio Arquitectónico intacto.
Atentado al patrimonio gestionado por el Proyecto Fugaz.

Pero lo más sorprendente fue, que luego de nueve meses de la sanción, el propio Ministerio de Cultura en plena pandemia y justo cuando hubo el cambio de ministros; es decir, de Sonia Guillén a Alejandro Neyra, emitió una decisión que favoreció a Fugaz, según el oficio N° 000489-2020-DGPC/MC y en cuyo contenido otorga “Opinión favorable para el uso de los muros de los inmuebles declarados Monumentos, de Valor Monumental y los inmuebles de entorno en espacios urbanos de carácter público, Ambiente Urbano Monumental y/o zona Monumental para el pintado de murales siempre y cuando se cuente con consentimiento de los propietarios, y este sea para promover el desarrollo de la expresión artística libre, la cual tendrá carácter temporal y reversible…”

En suma, a pesar de los antecedentes que tiene Fugaz por haber afectado a los patrimonios históricos inmuebles en el Callao, el ministerio de Cultura primero lo multa y luego lo premia, porque ahora esta empresa ya puede realizar el pintado de sus grafitis y murales en inmuebles declarados monumentos, y todo ello sin que antes haya existido algún expediente técnico que evalúe las intervenciones.

Por su parte, nosotros una vez más nos preguntamos ¿Cuál es la verdadera labor de la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Leslie Urteaga, más allá de conocer a Richard Swing? ¿Hasta cuándo el ministro Alejandro Neyra mantendrá en su puesto a esa cuestionada viceministra?  

Otro atentado arquitectónico en la casona del centro histórico en la plaza Gálvez declarada Patrimonio Cultural del Callao. Foto: Facebook de Latido Americano.

Sucede que la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao (DDC) desde hace buen tiempo emitió los informes que arrojaban el detalle de las intervenciones de hasta 60 pintas no autorizadas en inmuebles declarados históricos en el barrio porteño. Dichos informes se remitieron a la sede central del ministerio de Cultura en Lima, para que se concretaran las sanciones pertinentes contra la empresa del procesado, Gil Shavit, pero resulta que hace unos días destituyeron al director de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Callao, Juan Augusto Fernández Valle según la Resolución Ministerial N° 000256-2020-DM/MC, que fue firmada por el ministro Alejandro Neyra. Y en su reemplazo nombraron a César Augusto Benavides Pastor.

Resolución Ministerial N• 256-2020-DM-MC del 04 de octubre que destituye del cargo a cargo Juan Augusto Fernández Valle, exdirector de la DDC Callao.

Conversamos con el exdirector de la DDC del Callao, Juan Fernández Valle para que nos explique el porqué de su salida y otros aspectos relacionados a la gestión cultural del puerto:

Juan Fernández Valle.

¿Hasta cuándo estuvo usted como director de la DDC de Cultura del Callao?

Estuve hasta el 04 de octubre, me parece.

Tengo entendido que usted fue anteriormente director de la DDC y después volvió

Yo he sido director del Callao desde el año 2013. Y de allí estuve unos meses porque me llamaron para encargarme de todas las Direcciones Desconcentradas en la época de Diana Álvarez Calderón y luego regresé al Callao. Yo solamente salí brevemente de noviembre de 2015 a mayo de 2016, y desde junio de ese año regresé a la DDC Callao hasta octubre de este año.

Todos sabemos que el Callao tiene una riqueza cultural patrimonial, arquitectónica, histórica…

Y arqueológica también. Nadie se acuerda de la riqueza arqueológica. El Callao tiene 47 sitios arqueológicos y nadie se acuerda.

Precisamente, lo menciono porque la mayoría de ciudadanos que residen en Lima desconoce de esta riqueza que usted menciona. Y en ese sentido, se ha promocionado mucho que la empresa Fugaz a través del arte ha recuperado y ha puesto en valor gran parte de la zona monumental del Callao; porque se habla que el puerto ha sido abandonado con sus patrimonios materiales e inmateriales, y se critica a la DDC de Cultura que en los últimos años ha abandonado justamente esos patrimonios que usted menciona.

Bueno, eso es un desconocimiento de la gente, porque la DDC es desconcentrada, no es descentralizada. O sea, no tiene funciones autónomas. Además, la DDC Callao nunca ha tenido presupuesto para el cumplimiento de sus funciones. Todos los logros que yo he tenido en mi dirección han sido por apoyo de amistades y donaciones de terceras personas; porque no hay ningún interés ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional, ni de nadie. Entonces, si usted es propietario de su casa, luego la arregla y la pinta porque es su casa; pero imagínese que su casa es un inmueble declarado Patrimonio, usted igual está obligado a mantener ese inmueble, pero como no es una casa moderna que usted la pinta y la cambia porque se tumba una pared, eso tiene un permiso del ministerio de Cultura para la puesta en valor. Porque el ministerio da la autorización mediante un proyecto; pero eso lo hace la sede central y no lo hace ninguna Dirección Desconcentrada. Una DDC no restaura casas, no construye, ni pinta, porque las casas son privadas, y porque eso es una obligación por ley del propietario; de presentar un proyecto al ministerio y la sede central lo aprueba y el propietario entonces arregla su casa.

Pero lo que usted menciona no parece tan sencillo

Eso no es una opinión mía; así es la ley. El problema es que la gente no sabe y dice que el Estado la arregle. Si el Estado empieza a arreglar las casas privadas, tendría que arreglar mi casa y la de usted también. Entonces, ese es el desconocimiento de la gente. Es muy fácil meterse a internet y ponerse a criticar, pero la DDC no tiene presupuesto, y no hay apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad Provincial del Callao, a pesar de que según la Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales tienen funciones compartidas con el ministerio de Cultura. Pero usted ve que no hay absolutamente ningún tipo de política cultural, ni siquiera vinculada al tema patrimonial, ni menos a otros temas.

Cuando usted menciona que la DDC del Callao no tiene presupuesto ¿A qué se refiere?

El presupuesto de la DDC del Callao es para pagos de servicios (agua, luz, internet), los sueldos de los trabajadores, y una caja chica para gastos menores. Pero no hay presupuesto para ningún tipo de acción, ni para infraestructura cultural… no hay.

¿Entonces, qué labor realizan las DDC, al menos reportan los problemas?

Algunas tienen recursos. Algunas son Unidades Ejecutoras, y algunas trabajan muy estrictamente con otros organismos del Estado que financian las actividades. Porque como le señalé: el ministerio de Cultura tiene funciones compartidas con los Gobiernos Regionales y Locales, pero a veces estas instituciones descuidan esa función. En el caso del Callao en estos años nunca ha habido ningún tipo de apoyo ni del Gobierno Regional, ni de la Municipalidad. Entonces, todo lo hemos tenido que hacer solos. Por ejemplo, usted ve que tenemos el primer y único museo de sitio arqueológico en el Callao que costó 50 mil dólares gracias a donaciones privadas y no le costó ni un sol al Estado peruano. Hemos colocado cercos perimétricos en siete sitios arqueológicos y no le ha costado un sol al Estado, porque tampoco tuvimos de dónde sacarlo. Hemos recuperado un inmueble republicano del siglo XIX en la zona monumental del Callao que es la Casa Uku Shikina (esquina de los jirones Libertad y el jirón Necochea) que ha sido arreglada con el apoyo de terceras personas.

Atentado al patrimonio arquitectónico realizado al costado de la Fortaleza Real Felipe.

Usted menciona que los Gobiernos Locales y Regionales en el Callao nunca han apoyado a la cultura. Sin embargo, ha visto pasar a varios ministros de Cultura durante su gestión en todos estos años en la DDC. Entre los que pasaron ¿Qué ministro/a ha oído sus informes sobre la problemática cultural en el Callao?

Bueno, yo he informado siempre al ministerio de todos los problemas al margen de los ministros. A veces las personas cambian por temas coyunturales. Como usted ha visto, han desfilado muchos ministros, pero siempre he informado al ministerio.

Pero dígame ¿Usted realmente ha tenido apoyo de la sede central del ministerio; o ha sentido que éste ha hecho oídos sordos cuando entregaba sus informes?

No podría decir eso, porque yo he formado parte del ministerio. No es que haya oídos sordos; lo que pasa es que el Estado está mal organizado; entonces no es un tema de voluntades, ni de cólera, ni de oídos sordos como usted lo llama; sino, es un tema de que el Estado está muy mal estructurado, porque no hay institucionalidad cultural fuerte. Por ejemplo, ningún candidato propone Políticas Culturales. Usted ve que en Municipalidades y Gobiernos Regionales los funcionarios no son gestores culturales. Son de cualquier especialidad, pero menos de Gestión Cultural. Entonces, no saben armar Políticas Culturales, no saben nada del Patrimonio, no saben nada de Industrias Culturales, y simplemente se dedican a hacer actividades que no tienen ningún impacto social, ni generan el fortalecimiento de la identidad.

Artistas que participan del Proyecto Fugaz.

¿A pesar que tenemos un Viceministerio de Patrimonio Cultural?

Como le digo; eso no es culpa del Viceministerio. El tema es que no hay Políticas Culturales y no hay articulación. O sea, tenemos un ministerio de Agricultura, pero igual, la gente trata mal a la tierra; entonces, ya no es culpa de un ministerio. Tenemos un ministerio del Interior, pero igual hay una inseguridad. Lamentablemente, no hay políticas culturales regionales, ni municipales… no hay. Y eso es un gran problema, porque usted ve que las Municipalidades y los Gobiernos Regionales hacen cursos, turismo, o cosas deportivas que no tienen nada que ver con el tema cultural, ni patrimonial, ni con el fortalecimiento de la Identidad, ni las Industrias Culturales, ni la lucha contra la discriminación… y eso es cultura; pero ni lo saben siquiera.

Si es un problema estructural, entonces tendría que haber una reingeniería en las instituciones del Estado

Exactamente, porque es un tema social y es culpa de todos nosotros; no es culpa de solo un ministro, porque es un tema estructural. Nadie tiene bibliotecas en sus casas, nadie lleva a su hijo a un museo y más bien lo llevan al estadio de fútbol. Nadie le compra a su hijo un libro porque le compran una pelota. Hay un desprecio por nuestra cultura. Somos una sociedad discriminadora donde queremos parecer norteamericanos y despreciamos todo lo que es nuestra cultura de los pueblos originarios, que son andinos y amazónicos y despreciamos a la cultura afroperuana. Y esa primera educación de la casa, luego uno la lleva a la profesión y al trabajo. Entonces, usted ve a un alcalde y a un gobernador que no sabe nada de Gestión Cultural porque prefiere pues, hacer cosas populistas, pero no fortalecer la identidad y la cultura que es un derecho humano y debe ser democratizada; porque la obligación de mi gobernante es darme acceso a bienes y servicios culturales.

Pero eso está en la propia Constitución peruana

Está en la Constitución, está en la Ley Orgánica de Municipalidades, está en la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales y está en la Ley del Ministerio de Cultura. Y si usted quiere que me queje contra alguien, tendré que quejarme contra el país, porque es un tema estructural.

Para Monumental Callao esto es una intervención artística.

Cambiando de tema. En el Callao se han realizado muchos murales que no han respetado parámetros temáticos, ni inmuebles declarados patrimonios culturales ¿Cuándo usted permaneció en la DDC estuvo en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz?   

Los murales es una forma de arte efímero, sobre todo los grafitis que es un arte popular callejero y clandestino, porque los chicos pintan y se desaparecen porque es un tema de protesta; hasta allí está bien. Lo que pasa es que hay expresiones artísticas muy clásicas y hay otras que son muy modernas. Ahora, el Callao no tiene centro histórico, lo que tiene es una Zona Monumental, porque el centro histórico se destruyó en el terremoto de 1,746. O sea, el área fundacional se destruyó y ahora se llama Zona Monumental y esta zona concentra inmuebles, concentra espacios urbanos y calles que forman parte del Patrimonio Cultural de la Nación y que requieren un tratamiento especial, porque en zonas monumentales hay una serie de requisitos. Al principio, esta firma no los pidió y se les empezó a hacer procesos administrativos sancionadores y esos procesos son largos, porque usted tiene que levantar sus descargos y defenderse; sino, se vician y se caen, así como se cae un juicio porque alguien hizo mal un trámite. Y eso demora; pero nosotros lo hemos empezado y simplemente hemos informado, pero quien resuelve es la sede central del ministerio y por eso les empezaron a colocar multas a estas personas que hicieron estas afectaciones.

¿Directamente quién impone las multas?

La Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del ministerio de Cultura. Y como le digo, la Dirección es Desconcentrada; no es Descentralizada y las funciones son limitadas porque tienen que ser coordinadas con los órganos de la sede central.

Pero bajo su gestión usted impulsó las multas de esas acciones

Yo no he multado. Yo he informado y se han procedido a hacer las multas a quienes afectan el Patrimonio Cultural y dentro de ellos, a esas personas que usted menciona.

Entonces, le pregunto directamente ¿Usted por qué ha salido de la DDC del Callao hace unos días?

No lo sé; porque no me han dado razones. Simplemente, me han agradecido por todos los logros que hemos tenido. El cargo es de confianza; usualmente, la gente dura muy poco tiempo en cargos de confianza, pero yo he tenido la suerte de durar siete años para poder servir al Callao, porque es la tierra de mi familia. Mi abuelo era estibador en el puerto y mi tío era un gran jugador del Sport Boys, y mi abuelo nadaba con Carpayo en La Punta y trajeron el Waterpolo. Entonces, yo estoy muy contento de haber podido servir al Callao porque soy un servidor público y mi especialidad es la política cultural. Hemos hecho todo lo que hemos podido. Lamentablemente no ha habido interés de otros organismos del Estado y tampoco ha habido interés de los medios de comunicación, porque casi nunca han estado presentes con todos los logros que hemos tenido. Usted va al museo arqueológico y se queda impresionado; pero nadie lo ha publicitado, porque no llama la atención, porque a la gente le gusta las noticias medio llamativas.

Se dice que en el ministerio de Cultura lo han destituido porque usted ha ido en contra de las muralizaciones de la empresa Fugaz ¿Qué tiene qué decir?

Yo he cumplido con las normas, y las normas decían que no se puede hacer este tipo de acciones sin cumplir las normas. Y tal es así, que el ministerio me dio la razón y por eso les impuso multas y yo continué con mi trabajo. Ahora como usted verá, mi trabajo no se circunscribió solamente a ese tema, mi trabajo era muy amplio. Usted también tome en cuenta que yo no tenía recursos, ni tenía apoyo de ningún organismo, ni de la Municipalidad, ni del Gobierno Regional. Yo envié doce cartas al actual alcalde del Callao y jamás me respondió y jamás me dio una cita. Ya pasaron dos años de gestión municipal y dígame usted una sola obra en gestión cultural de parte del Gobierno Regional y de la Municipalidad del Callao. Usted que es un comunicador y que es un hombre informado, dígame solamente una obra.

No tengo conocimiento de alguna obra importante en cultura.

Es que no tienen nada, porque se han dedicado a otras cosas; porque no tienen políticas culturales, porque priorizan el futbol y otras cosas pues.

Pero insisto. ¿Ha habido algún incidente cercano con respecto al tema de los murales de Fugaz que hayan provocado su salida?

Bueno, con el cambio de autoridades en el ministerio de Cultura hubo unas reuniones entiendo. Y al final les han autorizado hacer sus murales; eso había sido lo último ya. O sea, la sede central del ministerio de Cultura les ha autorizado con una serie de normas y requisitos y justo llegó la pandemia y han hecho sus pintas… sus cosas y ya lo ha supervisado directamente la sede central del ministerio.

Artistas invitados por el Proyecto Fugaz en Monumental Callao.

¿Y usted se reunió personalmente con el ministro Alejandro Neyra?

Sí, me he reunido con él algunas veces; lo conozco, es un buen gestor. Ya ha sido ministro anteriormente y nos hemos reunido. Él es chalaco y hemos quedado en muy buenos términos y me agradeció por todos los logros que hubo en el Callao. Y como es un cargo de confianza, es voluntad de las autoridades el permitirle a uno retirarlo; entonces, dijeron que finalizaban mis funciones y me han dado una resolución agradeciendo mis servicios.

¿No hay ninguna rencilla, ni algún sinsabor de su parte?

No. Porque es un cargo de confianza. Nosotros estamos y venimos; y mientras estamos tenemos que servir a nuestra sociedad. Yo he tenido cargos desde los veintitantos años. Tengo un título, dos posgrados, siete libros publicados, soy catedrático universitario y tengo un montón de premios y medallas. O sea, soy un profesional en lo mío. Y siempre he salido con las manos limpias, mi apellido limpio y con muchos logros. 

¿Usted conoce al nuevo director de la DDC del Callao, el señor César Benavides Pastor?

No. No lo conozco; no podría opinar porque no lo conozco. El día que yo lo esperé, él no estuvo, pero vino después y ya no nos pudimos comunicar. Pero ya hice mi entrega de cargos. He dejado todo ordenado.

Si pudiera hacer un balance de su gestión en la DDC ¿Cómo la calificaría?

Tendría que preguntarle usted a la gente del Callao. He trabajado sin recursos; soy un hombre honrado, he puesto mis recursos incluso, he pedido apoyo de muchas personas que sin ser del Callao me han apoyado bastante y ahí están los logros. Hay una ampliación de la infraestructura cultural: tenemos Palacio Inca de Oquendo, tenemos Huaca Culebras, tenemos siete cercos perimétricos en las huacas que estaban totalmente abandonadas y ahora están limpias y con letreros. Tenemos la recuperación de un inmueble republicano, le hemos dado mucha vida cultural a la sede de la Dirección de Cultura, hemos homenajeado a artistas chalacos, hemos fortalecido la identidad, hemos luchado contra la discriminación racial, hemos promovido ordenanzas contra la discriminación, porque es un tema tan fuerte y a nadie le importa. No tengo ningún juicio ni nada. Como llegué me voy.

Usted en este momento ya no es funcionario público y quiero preguntarle como ciudadano ¿Qué opina de la empresa Fugaz y su Monumental Callao?

Bueno, ha habido algunas cosas interesantes como las galerías de arte, como los restaurantes que han dado ingresos económicos a la gente de la zona. Pero, por otro lado, también si usted se da cuenta, no hay ningún tipo de fortalecimiento de la identidad chalaca. Y todos esos murales que hay son de temas ajenos. Primero, que nunca ha habido murales en la Zona Monumental del Callao; no es un tema tradicional del Callao y lo malo es que hay una idealización de temas que no son del Callao.

Las temáticas de los murales siempre son importantes, además del respeto a los inmuebles que son declarados patrimonios históricos culturales

Pero esos murales no tienen nada que ver con el Callao pues; tienen que ver con las caras de los que trabajan en esa empresa, tienen que ver con cosas que no forman parte de la identidad del Callao. Además, esos murales no son una recuperación; simplemente es pintar encima de un monumento que se cae, pero no hay restauración. Usted ve que los monumentos se incendian, se demuelen, se caen; pero no hay una restauración. No hay una recuperación en verdad.

Otro atentado al patrimonio arquitectónico. Un mural de un venado con flores.

Pero Fugaz siempre se ha publicitado en sus redes y en la televisión; incluso, El Comercio les dio grandes portadas, con titulares que decían que ellos han recuperado muchas zonas del Callao donde antes había delincuencia y que luego han transformado a los jóvenes marginales para convertirlos en jóvenes de bien. ¿Usted qué opina de eso?

Bueno, si ellos lo dicen… seguramente tendrán sus motivos.

Por otro lado, se habla de gentrificación. ¿Es verdad que en esa zona del Callao se está iniciando una gentrificación silenciosa?   

Las acciones que están haciendo son de arte moderno, y no tienen nada que ver con la identidad, con la historia, con el patrimonio del Callao. Sus temas son totalmente ajenos porque jamás han estado. O sea, es algo artificial. No están hechos por chalacos; viene gente de afuera, vienen extranjeros y, por ejemplo, el Presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso que también es chalaco los denunció y otros congresistas más. Y a la sociedad civil tampoco le ha gustado todas esas acciones. Ahora, gentrificación en verdad no hay, al menos todavía. Todo el mundo habla de esa palabra, y ni la conocen. Y para que se dé una gentrificación, ya tendría que empezar a venir una nueva población de afuera que transforme el barrio; pero eso no se está dando todavía, porque no hay restauración, no hay obras, no hay una construcción, no hay nada. Solamente son pintas en monumentos que necesitan una puesta en valor; pero no se está dando.

En todo caso, la Casa Ronald se recuperó

La Casa Ronald no estaba destruida pues. La Casa Ronald es de cemento y de los años 20; solo la pintaron y la arreglaron. Le pusieron focos, y le dieron vida cultural con las galerías. Y si usted se da cuenta, los restaurantes, las galerías y las tiendas están hechas para un público que no es chalaco. Está ordenado para un público de afuera, para un turismo. Por eso es que traían buses con gente, pero en sí no hay una recuperación para los chalacos… para el Callao. La Zona Monumental del Callao es una ciudad portuaria que estaba súper vinculada al mar; y toda la vida social, cultural y económica giraba en torno al mar. Por eso es que toda la gente que vivía en el Callao antiguo, vivía del mar, ya sea a través de tiendas, con los barcos y el turismo. Y todo eso se perdió cuando se privatizó el puerto. Ya no hay vida allí, tal es así, que mi bisabuelo era estibador, pero ahora un chalaco no puede ser estibador porque los trabajadores del puerto son extranjeros. Antiguamente venían los barcos, traían las cosas y usted en su tienda vendía todo: la cultura, los libros, la ropa, la moda, los discos, todo, todo llegaba… y eso ya se perdió. Por ejemplo, yo recuerdo que de niño me acercaba al puerto y miraba los barcos; ahora los barcos no se pueden mirar, porque está todo cerrado. Eso ha provocado una caída económica de la Zona Monumental del Callao y las familias antiguas se han ido retirando. Entonces, hoy el Callao Monumental es como un gran pueblo joven, porque, así como la gente invade terrenos, también invaden casonas abandonadas, y casi toda la gente que vive allí ha invadido y son posesionarios, porque las familias originales ya se han retirado. Pero estas personas no son dueños y obviamente hay una vida muy pobre; hay mucha vulnerabilidad allí y hay mucha delincuencia. Eso no se puede negar porque es real. Nosotros lo hemos visto muchas veces; es un problema social y multilateral. Y si alguien lo quiere maquillar, es su problema, pero es la verdad y no se puede ocultar esa verdad, porque simplemente con pintar fachadas no está usted cambiando nada.

Entiendo que el trabajo tiene que ser sostenido en los temas de memoria y la recuperación de la…

¡Identidad! El chalaco tiene una fuerte identidad y tiene derecho a que no se vulnere su identidad. Usted no puede traer cosas de la selva y las caras de los trabajadores de esa empresa, porque eso no es parte del Callao. Ni siquiera hay una imagen de la Virgen del Carmen de la Legua, ni siquiera del Señor del Mar, ni siquiera de Miguel Grau; ni siquiera de la participación del Callao en la independencia, ni del Callao en la guerra; ni siquiera una cara de un solo artista chalaco, ni siquiera de Óscar Avilés. O sea, nadie… nadie. No hay nada del Callao; todas son puras pintas modernas de cosas ajenas. Imagínenme a mí que me vaya a Loreto y empiezo a pintar tapadas coloniales en una ciudad de la selva; o me voy a Trujillo y empiezo a pintar puras cosas incaicas cusqueñas.

Ministro Alejandro Neyra y Viceministra Leslie Urteaga.

También hay una frase que suena a desacierto ¿por qué dicen Callao Monumental y el barrio de Castilla?

No existe ningún barrio de Castilla; eso fue un invento de ellos. Castilla es un jirón, que es conocido porque allí había delincuentes. Y lo que hacen ellos es idealizar el tema de la delincuencia con un fin turístico. O sea, están aprovechando e idealizando la delincuencia como algo exótico para gente de afuera. Si usted le pregunta a un chalaco si está contento de que pongan a delincuentes chuceados en los murales, obviamente le va a decir que no.

Sin embargo, Fugaz ha difundido esa idea del barrio de Castilla hace tiempo y en Lima se desconoce lo que usted dice.

Y la prensa le publica eso, pues. Nosotros hemos hecho una gran actividad cultural y la prensa jamás ha hecho ningún tipo de eco a eso. Pero estos señores han hecho una actividad que es cuestionable y toda la prensa está a favor de ellos.

Finalmente, pensamos que su salida de la DDC es una especie de represalia, porque usted se opuso a las pintas de los murales de Fugaz.

Eso tendría usted que preguntarle a quienes decidieron retirarme, pues. Yo no puedo opinar por otras personas.