Vinculan a López Aliaga con red criminal de Rodolfo Orellana

3618

Un colaborador eficaz del caso Rodolfo Orellana ha involucrado a Rafael López Aliaga en una supuesta reunión en la que este habría dado consejos para hacer crecer los negocios de esta organización.

El colaborador tiene el número 05-2016 y declaró ante la Fiscalía que la organización de Orellana había planificado tomar, en 2012, el control del club Alianza Lima.

En la trama están incluidos, según el testimonio, Guillermo Alarcón, su abogado Carlos Valdivia y el empresario chileno Lino Díaz Ramos.

«Para este fin, a través de Guillermo Alarcón, se realizaron reuniones con Rafael López Aliaga Cazorla en sus oficinas ubicadas en el distrito de San Isidro, quien es presidente del directorio de Acres Investments, empresa dedicada a soluciones financieras», relató.

Esta empresa era parte de la lista de offshore que se descubrieron en el caso Panama Papers. López Aliaga dijo que la compañía no representó ningún acto ilícito.

«En dichas reuniones, López Aliaga recomienda la idea de crear un fideicomiso con las propiedades de Rodolfo Orellana, poniendo como garantía los inmuebles que no tuvieran controversias legales», dijo el colaborador.

Pero como la idea iba a demorar en materializarse, buscaron otra alternativa más rápida que tenía que ver con captar inversionistas directamente, según ha relatado.

Al respecto, el candidato presidencial por Renovación Popular ha dicho que todo es «completamente falso y parte de un ataque político».

También ha asegurado que no conoce «al señor Orellana ni en pintura», así como a los implicados en la historia.

Por otro lado, se conoció que López Aliaga tiene una deuda tributaria acumulada por más de 28 millones de soles. No todas las deudas han prescrito, según Sunat, e incluso se han producido embargos. Las sombras siguen persiguiendo al candidato.

De acuerdo a un reportaje de Cuarto Poder, este colaborador manifestó en su declaración del 4 de octubre del 2016 que Rafael López Aliaga participó en reuniones con el abogado Rodolfo Orellana y el exdirectivo de Alianza Lima, Guillermo Alarcón Menéndez, con el fin de dar consejos financieros para el crecimiento de los negocios de la organización de Orellana.

En dicha reunión también habrían asistido el abogado de Alarcón, Carlos Dávila Valdivia —hijo de Estela Valdivia, y, al igual que ella, abogado de Vladimiro Montesinos—, y el empresario y dirigente deportivo chileno Lino Díaz Ramos.

Según el colaborador, el encuentro se habría dado para efectuar una operación para controlar el club Alianza Lima y a la vez “crear soluciones financieras para obtener liquidez para invertir en la adquisición de propiedades que puedan sanear y luego venderlas”.

“Para este fin, a través de Guillermo Alarcón Menéndez, se realizaron reuniones con Rafael López-Aliaga Cazorla en sus oficinas ubicadas en el distrito de San Isidro, quien es presidente del Directorio de Acres Investments, una empresa dedicada a las soluciones financieras”, dijo el colaborador en su manifestación.

De acuerdo al reportaje, el actual postulante a la presidencial es socio principal de la empresa Acres Investment, que tiene sedes en Perú y Panamá, y que fue descubierta cuando estalló el megacaso llamado Panamá Papers, o Los Papeles de Panamá, a fines del 2016.

Asimismo, Acres Investment aparecía en la lista de offshore vinculadas al buffet de abogados panameño Mossack & Fonseca.

Es por este motivo que la fiscal de lavado de activos Yovana Mori García incorporó en la investigación a la firma de López Aliaga bajo la sospecha de que podría canalizar activos de procedencia sospechosa.

Anteriormente, el candidato dijo que desde esa compañía no se produjo ningún acto ilícito; sin embargo, el colaborador eficaz del caso Orellana entregó referencias adicionales al supuesto rol de López Aliaga.

“En dichas reuniones, López Aliaga —en las que intervino Guillermo Alarcón Menéndez, Carlos Dávila Valdivia y Lino Díaz— recomienda la idea de crear un fideicomiso con las propiedades de Rodolfo Orellana Rengifo, poniendo como garantía los inmuebles que no tuvieran controversias legales. Inicialmente pensaron en una propiedad extensa ubicada en la ciudad de Pisco, que era de propiedad de la Cooperativa Coopex”, contó el colaborador al Ministerio Público.

Por su parte, Rafael López Aliaga negó, vía mensajes de WhatsApp, que exista alguna relación con el abogado Rodolfo Orellana y aseguró que lo dicho por el colaborador eficaz “es completamente falso y parte de un ataque político”.

Del mismo modo, aseguró que “no conoce al señor Orellana ni en pintura” y tampoco a Guillermo Alarcón ni al exabogado de Vladimiro Montesinos, Carlos Dávila Valdivia.

De acuerdo a una investigación de La República, las empresas de Rafael López Aliaga tienen actualmente una deuda coactiva de S/ 28,4 millones con la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).

Esto, tras saber que en un anexo que adjuntó a su Declaración Jurada de Hoja de Vida (DJHV) y que entregó al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), señaló que posee una participación del 50% de la empresa Peruval Corp. S.A; no obstante, según los registros de la Sunat, esta compañía tiene pendientes pago tributos desde el 2000.

Asimismo, en Perú Holding de Turismo tiene una deuda coactiva de 7 839 086 soles; la de Perú Hotel llega a 76.151 soles; la de Perú Hotel Machu Picchu alcanza los 2 861 551 soles; y Marsano Palace suma 97.786 soles.

Al ser consultado por Cuarto Poder, el postulante sostuvo que estas “son acotaciones de Sunat muy antiguas, de la Sunat de Montesinos. No fueron notificadas a nuestras empresas, por lo cual han prescrito”.

Fuente: La República